Duda eterna: ¿actualizar memoria RAM o disco SSD?

Todos lo hemos sufrido alguna vez. Te compras un equipo nuevo que va como una moto pero al final es incapaz de seguir rindiendo. Sin embargo antes de tirarlo te quieres plantear una actualización pero, ¿cuál es la más deseable?

Lo mismo se aplica al momento de la compra, ¿adquieres una máquina con mucha cantidad de memoria RAM o un buen disco duro SSD?

Ten en cuenta que todo depende de tus necesidades y de cómo este tu equipo antiguo o el que vayas a adquirir. Lo primero va en relación con para que vas a usar tu equipo lo segundo te limitara el tipo de actualizaciones que puedes hacer.

¿Qué es la RAM y para qué se utiliza?

Si el procesador es el cerebro, la memoria RAM es la pizarra donde se encuentran todos los datos con los que estás trabajando en un determinado momento. Por tanto, este dispositivo limita la capacidad del equipo para trabajar con grandes cantidades de información.

¿Qué pasa si tu RAM se queda pequeña?

Para poder trabajar con más datos, cualquier sistema operativo utiliza lo que se denomina memoria virtual.

Esta técnica lo que hace es simular que el disco duro es una extensión de la RAM.

Sin embargo tienes que tener en cuenta que el disco duro es miles de veces más lento que la memoria RAM luego en este caso al hacer uso de la memoria virtual puedes incluso llegar a notar como el equipo va dando saltos.

En definitiva, si lo tuyo es trabajar con muchos datos al mismo tiempo, por ejemplo te gusta editar fotos de mucha calidad, dedicas tu equipo al renderizado 3D o al procesado de video lo mejor es tener mucha cantidad de RAM.

¿Qué es un disco duro SSD y para qué se utiliza?

El disco duro es el almacén en el que residirán los datos cuando no existe corriente eléctrica. Un disco duro SSD está compuesto en su interior por memoria de estado sólido y no por platos como ocurre con los convencionales. Esto le permite ser más rápido, tener mayor resistencia a los golpes, consumir menos energía y ser menos ruidosos.

En realidad la verdadera ventaja de un disco duro SSD es que es capaz de trabajar con un mayor número de operaciones de entrada y salida por segundo, lo que se denomina IOPS que los convencionales. De esta forma es capaz de acelerar sobre todo la lectura de datos que se produce al arrancar el PC o las aplicaciones.

Un disco duro SSD puede ser la actualización perfecta para ese equipo que tiene ya unos años y al que quieres dar una segunda vida. En su contra esta que su precio sigue siendo aún más caro que los convencionales.

Conclusiones

Añadir más memoria RAM es siempre deseable y suele ser bastante barato. Además es algo que siempre te va a dar más prestaciones. El problema es que si el equipo tiene algo de tiempo puede ser complicado encontrar tanto la memoria RAM adecuada como espacio para añadirla.

Añadir un disco duro SSD es más dinero, sin embargo es ideal para dar una segunda vida a un equipo que pensabas que estaba para el desguace.

Autor:

Angel Luis Sanchez Iglesias

Descubre cómo funciona un disco duro sólido SSD y qué lo hace tan rápido

Para entender bien como funciona un PC o MAC es necesario conocer como lo hace su sistema de memoria. Este esta jerarquizado, es decir, esta compuesto de varios niveles. Estos van desde el procesador, encargado de ejecutar las instrucciones y trabajar con los datos, al disco duro que es el almacén principal que se encarga de que no se pierda nada incluso cuando el equipo no esta conectado a la corriente eléctrica.

Para entender bien como funciona un PC o MAC es necesario conocer como lo hace su sistema de memoria. Este esta jerarquizado, es decir, esta compuesto de varios niveles. Estos van desde el procesador, encargado de ejecutar las instrucciones y trabajar con los datos, al disco duro que es el almacén principal que se encarga de que no se pierda nada incluso cuando el equipo no esta conectado a la corriente eléctrica.

Cuanto más cerca esta cada nivel del procesador estas memorias son más caras, más pequeñas pero a cambio mucho más rápidas. El sistema se encarga de que aquellos datos que más se usen estén lo más cercanos al micro posible.

Los tiempos de acceso son miles de veces menores si los datos están ya en memoria RAM y no en el disco duro. Ten en cuenta que si el procesador necesita datos del disco duro, por ejemplo al iniciar una aplicación, tendrá que esperar a tenerlos y este tiempo se pierde.

Los SSDs y los más avanzados PCIe SSD vienen a tratar de mitigar este efecto ofreciendo velocidades de accesos y transferencias de datos mayores que las de los discos duros convencionales.

¿Cómo funciona un disco duro convencional?

Un disco duro convencional esta compuesto de varios platos en los cuales la información se almacena gracias a campos electromagnéticos. Existen unas agujas lectoras que se encargan de leerlos como si fuera un tocadiscos.

Los problemas que trae es que le afectan los golpes, son ruidosos y su tiempos de lectura y escritura muy altos. En concreto uno de sus mayores problemas es que su latencia es alta. Es decir, se tarda bastante en encontrar un dato determinado dentro de estas memorias. Además, esta velocidad no es constante, dependiendo de en que parte del disco este la información esta se podrá acceder de una manera más o menos rápida.

¿Qué es un disco duro SSD?

Dentro de un disco duro nos encontramos con varios bloques de memorias NAND muy parecidos a los usados en las memorias de las cámaras digitales o en los lápices USB. Este tipo de memoria tiene como característica principal que no pierden sus datos aunque no estén alimentadas.

Se accede a ellas de manera simultanea, en un mecanismo muy parecido a los RAID que a veces se forman en los PCs. En estos en lugar de almacenar la información en un sólo dispositivo se graba y lee a la vez en varios permitiendo aumentar la velocidad y hacer que el sistema sea más resistente a toda clase de fallos.

Por ejemplo en una configuración RAID 5 con cuatro memorias NAND, que es una de las muchas configuraciones que se pueden usar, los accesos se realizan tres veces más rápido que a una sola memoria y puede resistir el fallo de una de ellas.

¿Qué ventajas tiene este nuevo dispositivo?

No tiene partes móviles, lo cual lleva a que no hay ruido, aguanta más los movimientos, consume por lo tanto menos. Ocupan menos espacio. Como puedes imaginarte todo esto los hace ideales para ser usados en el entorno portátil.

Como desventaja, son más caros que los discos duros convencionales y su rendimiento desciendo con el tiempo. Esto último sólo ocurre en las escrituras y lo explicare con más detalle en el siguiente punto.

¿Como funciona un disco duro SSD?

Tenemos un controlador que se encarga de acceder a las diferentes memorias flash. Este recibe los comandos del sistema operativo y los traduce para acceder a los datos. Para los programas todo esto es transparente y no les afecta.

Para entender como funciona un disco duro SSD es necesario conocer como esta almacenada la información. El dispositivo esta dividido en páginas las cuales suelen tener un tamaño de 8KB. Estas se organizan en bloques de 256 que da lugar a tamaños de 2 MB. Estos pueden variar.

La mínima porción de información que se puede leer es una página. Este proceso es muy rápido y sencillo, llevando a que los SSD sean siempre mejores leyendo que escribiendo. Esta es la razón por la cual un disco de estas características acelerara en gran medida los arranques del sistema operativo y el inicio de las aplicaciones donde las operaciones de lectura son mayoría.

Cuando vamos a escribir el proceso es diferente. El mínimo tamaño que podremos usar es igual que con las lecturas es decir una página. Si el lugar donde vas a escribir esta vacio se hace de forma directa. Si lo que queremos es reescribir sobre una página que contenga información debemos de antes realizar un vaciado de datos. El problema es que este vaciado se hace a nivel de bloques y no de páginas.

Es decir, imagínate que quieres variar un dato dentro de un archivo, al ir a reescribirlo tienes que leer el bloque entero, pasarlo a una memoria que actúa de cache para no perder la información que no varia, vaciarlo completamente, cambiar el dato y volver a escribirlo.

Esta es la razón por la cual un disco duro SSD funciona más rápido cuando es nuevo. Es decir esta completamente vacio que cuando se va usando.

¿Qué se puede hacer para que sea más rápido?

Los fabricantes intentan que esta degradación sea la menor posible. Para ello incluyen en los SSDs más memoria de la que tu realmente ves. De esta manera es más complicado que se produzcan estos problemas de escritura.

También tienen que tener en cuenta que las memorias flash tienen un número de vaciados máximo con lo cual se intenta repartir el trabajo por todo el disco duro. Por todo esto el SSD cada cierto tiempo realiza tareas de mantenimiento, llamadas recolección de basura para intentar conseguir el mayor número de bloques vacios esperando nuevos datos.

Se implementan comandos como TRIM. El cual es necesario que este soportado a nivel de sistema operativo y por la propia unidad. Con este comando el sistema operativo informa de que un determinado fichero, y por lo tanto las páginas que ocupaba, han sido borrados y el disco duro puede actuar en consecuencia.

Siempre ten en cuenta que esto no afectara a la lectura que siempre funcionara a la máxima velocidad.

¿Puedo volver a la velocidad inicial?

Existen herramientas que te permiten un vaciado total, con estas pierdes la información y un ciclo de vaciado pero la velocidad vuelve a sus orígenes.

Ten en cuenta que, como te comente anteriormente, cualquier memoria RAM tiene un número máximo de vaciados así que realizar este procedimiento continuamente hará que disminuya la vida del dispositivo.

¿Puedo perder datos?

Puedes pensar que al usar memoria NAND, que tiene un número de ciclos de vaciado determinado, los SSDs tienen más problemas que los discos duros convencionales y que incluso puedes llegar a perder los datos.

Los SSDs sin embargo son mucho más seguros que los discos duros SSDs. Como ya te comente tienes varias memorias FLASH incluidas. De esta forma puede recuperarse de ciertos errores que serían inasumibles para un disco duro convencional.

De todas formas y como con cualquier otro dispositivo de memoria la única forma de no perderlo todo es tener copias de seguridad.

¿Para que es ideal un disco duro SSD?

El disco duro SSD, y sobre todo por ahora que las unidades mayores son prohibitivas es ideal como partición en la cual incluyas el sistema operativo y los programas que más uses.

Autor:

Angel Luis Sanchez Iglesias

Todo lo que necesitas saber sobre discos duros sólidos SSD

Los discos duros SSD están llamados a ser una pequeña gran revolución en el mundo del PC y Mac.

Aquí tienes una lista de diez curiosidades que seguramente no conozcas acerca de los discos duros SSD.

Los discos duros SSD están llamados a ser una pequeña gran revolución en el mundo del PC y Mac.

Aquí tienes una lista de diez curiosidades que seguramente no conozcas acerca de los discos duros SSD.

1. No tienen partes móviles.  Esta es quizás la más obvia. Dentro de un disco duro SSD te encuentras pequeñas memorias parecidas a las de los dispositivos de almacenamiento USB. Esto implica que son menos ruidosos, necesitaran menos energía y se desgastan menos que uno convencional.

2. Aunque se les denominé discos duro no tienen discos en su interior. Se les denomina discos por que realizan la misma tarea de un disco duro convencional pero en su interior sólo vas a encontrar circuitos electrónicos nada parecido a la tecnología anterior.

3. Su nombre significa dos cosas. SSD es el acrónimo de Solid State Drive pero puede también interpretarse como Solid State Disk. Es decir unidad o disco de estado sólido. Es más correcto llamarla unidad ya que como te he comentado anteriormente en su interior no encuentras nada parecido a un disco.

4. Reducen sus prestaciones con el tiempo. Los discos SSD utilizan un tipo de memoria denominada NAND para funcionar. Esta tiene entre sus propiedades la capacidad de almacenar la información aunque no estén conectadas a la corriente eléctrica lo cual es ideal para funcionar como dispositivo de almacenamiento. El problema es que cuando queremos escribir algo en esta memoria debemos antes resetear el bloque entero sobre el que vamos a realizar la operación

Dependiendo del tipo de NAND que usemos tendremos un número máximo de reseteos de este tipo que se podrán realizar antes de que el disco duro empiece a dar fallos. Esta es una de las razones por la que los discos SSD llevan en su interior mucha más memoria de la que ofrecen al usuario, para poder administrarla en caso de fallos.

5. No todos son iguales. Por simplificarlo podemos hacer dos tipos de clasificaciones. Atendiendo a su conexión al PC existen los PCIe SSD, que se conectan a la placa base, y los SATA que se conectan igual que los dispositivos anteriores, si miramos la tecnología de fabricación de la memoria de la que están compuestos tenemos SLC,  MLC y TLC.

6. Realmente tienes bloques de memorias formando un RAID.  En un sistema RAID se utilizan varios discos duros para almacenar la información. Si tenemos una configuración en RAID 5 usando tres discos con bloques de dos megas y queremos grabar un archivo de cuatro megas en el primero escribiremos dos, en el segundo otros dos y en el tercero información que nos permite recuperar la información si dejad de funcionar uno de los discos.

Si realizamos una escritura en este sistema podremos escribir en varios discos al mismo tiempo, lo mismo ocurre con las lecturas. De esta forma podemos multiplicar la velocidad del disco y además ganamos en tolerancia a fallos.

Dentro de un SSD te encuentras varios bloques NAND que estarán conectados formando un RAID. Así conseguimos mayor velocidad y mayor resistencia  a fallos.

7. La memoria RAM es mucho más rápida. Aunque existan SSD que pueden llegar al máximo de un SATA III es decir a los 600 MB/s. Las memorias RAM DDR3 más lentas son más de 10 veces más rápidas que un SSD SATA pudiendo llegar hasta 30 veces o incluso más.

8. Lo importante no es su velocidad sino los IOPS. Sólo es tres o cuatro veces más rápido en velocidad de transferencia que un disco duro convencional pero sobre veinte veces más en IOPS. Esto es fantástico para cierto tipo de datos ya que la información es muy raro que este dispuesta de manera continúa.

IOPS es una medida de la cantidad de operaciones por segundo que es capaz de realizar el dispositivo. En un disco duro convencional esta muy limitado debido a que al tener discos que rotan existen un tiempo, que se denomina latencia, muy grande que tiene que pasar cada vez que queremos leer o escribir los datos. Nada de esto ocurre en un disco duro SSD normal.

9. Su mejor uso es servir para el sistema operativo y las aplicaciones. Si como es normal no tienes suficiente dinero para comprar uno en el que te quepa toda tu información no lo dudes e instala solo el sistema  operativo y las aplicaciones.

No tiene mucho sentido usar un disco de este tipo para almacenar por ejemplo películas en las que se lee toda la información de manera secuencial ya que no llegaremos a apreciar su velocidad.

10. No tardan lo mismo en leer que en escribir.  Son mucho más lentas al escribir ya que tienen que hacer un reseteo de la memoria como te comente anteriormente. De todas maneras algo parecido pasa con casi todos los dispositivos de almacenamiento.

Este tiempo se puede disparar debido a que el reseteo hay que hacerlo a nivel de bloque y no de bytes así que tienes que volver a reescribir incluso información que no has borrado.

Puedes encontrar más información de como funcionan los discos duros SSD en el enlace.

Autor:

Angel Luis Sanchez Iglesias