Duda eterna: ¿actualizar memoria RAM o disco SSD?

Todos lo hemos sufrido alguna vez. Te compras un equipo nuevo que va como una moto pero al final es incapaz de seguir rindiendo. Sin embargo antes de tirarlo te quieres plantear una actualización pero, ¿cuál es la más deseable?

Lo mismo se aplica al momento de la compra, ¿adquieres una máquina con mucha cantidad de memoria RAM o un buen disco duro SSD?

Ten en cuenta que todo depende de tus necesidades y de cómo este tu equipo antiguo o el que vayas a adquirir. Lo primero va en relación con para que vas a usar tu equipo lo segundo te limitara el tipo de actualizaciones que puedes hacer.

¿Qué es la RAM y para qué se utiliza?

Si el procesador es el cerebro, la memoria RAM es la pizarra donde se encuentran todos los datos con los que estás trabajando en un determinado momento. Por tanto, este dispositivo limita la capacidad del equipo para trabajar con grandes cantidades de información.

¿Qué pasa si tu RAM se queda pequeña?

Para poder trabajar con más datos, cualquier sistema operativo utiliza lo que se denomina memoria virtual.

Esta técnica lo que hace es simular que el disco duro es una extensión de la RAM.

Sin embargo tienes que tener en cuenta que el disco duro es miles de veces más lento que la memoria RAM luego en este caso al hacer uso de la memoria virtual puedes incluso llegar a notar como el equipo va dando saltos.

En definitiva, si lo tuyo es trabajar con muchos datos al mismo tiempo, por ejemplo te gusta editar fotos de mucha calidad, dedicas tu equipo al renderizado 3D o al procesado de video lo mejor es tener mucha cantidad de RAM.

¿Qué es un disco duro SSD y para qué se utiliza?

El disco duro es el almacén en el que residirán los datos cuando no existe corriente eléctrica. Un disco duro SSD está compuesto en su interior por memoria de estado sólido y no por platos como ocurre con los convencionales. Esto le permite ser más rápido, tener mayor resistencia a los golpes, consumir menos energía y ser menos ruidosos.

En realidad la verdadera ventaja de un disco duro SSD es que es capaz de trabajar con un mayor número de operaciones de entrada y salida por segundo, lo que se denomina IOPS que los convencionales. De esta forma es capaz de acelerar sobre todo la lectura de datos que se produce al arrancar el PC o las aplicaciones.

Un disco duro SSD puede ser la actualización perfecta para ese equipo que tiene ya unos años y al que quieres dar una segunda vida. En su contra esta que su precio sigue siendo aún más caro que los convencionales.

Conclusiones

Añadir más memoria RAM es siempre deseable y suele ser bastante barato. Además es algo que siempre te va a dar más prestaciones. El problema es que si el equipo tiene algo de tiempo puede ser complicado encontrar tanto la memoria RAM adecuada como espacio para añadirla.

Añadir un disco duro SSD es más dinero, sin embargo es ideal para dar una segunda vida a un equipo que pensabas que estaba para el desguace.

Autor:

Angel Luis Sanchez Iglesias

Qué es un disco RAM

Qué es la memoria RAM – explicación a fondo

Un disco RAM utiliza una parte de la memoria RAM para hacer las funciones de disco duro. De esta forma se consiguen algunas ventajas entre la que destaca una mayor velocidad frente a los discos duros tradicionales y algunos inconvenientes debido a que puedes perder datos ya que la memoria RAM es volátil. Para tener un disco RAM es necesario que un programa engañe al sistema operativo para hacerle creer que una parte de la memoria RAM es en realidad un disco físico. No hace mucho, antes de la aparición de Windows 7, era el propio sistema operativo el que traía esta función pero Microsoft decidió dejar de implementarla.

¿Qué obtengo al usar un disco RAM?

Como ya te he comentado, su mayor atractivo es la velocidad que es capaz de dar ya que la memoria RAM es mucho más rápida que el disco duro, pero no es la única. Al tener un disco RAM obtienes menos fragmentación en tu disco principal, ya que usas la memoria RAM como disco temporal, menos desgaste de tu disco tradicional y por supuesto menos ruido si tu disco es mecánico.

Su mayor problema es su volatilidad, cualquier dato que este guardado en un disco RAM se pierde en el momento que el equipo deje de estar alimentado, con lo cual es necesario usarlos con cuidado. Algunos programas, para evitar estos problemas, graban cada cierto tiempo los datos que se encuentran en el disco RAM al disco tradicional.

Incluso tienes la posibilidad de hacerlos persistentes, grabándose al cerrar el equipo y volviendo a leer lo que se hubiera grabado al inicio. Esto es muy importante si quieres instalar alguna aplicación en uno de ellos y no tengas que hacerlo cada vez que arrancas la máquina.  Otro problema, que impide que estos discos puedan dar su máximo potencial, es que las aplicaciones siempre tienen algo instalado en el disco duro normal luego no llegas a ver cuál es el máximo de velocidad que se pueda alcanzar.

Tampoco debes de olvidar aunque pueda parecer obvio que la memoria RAM no es infinita y si la usas como disco RAM no la podrás usar como memoria de trabajo.

¿Realmente, es tan rápido un disco RAM?

Un disco RAM es mucho más rápido de lo que te puedas imaginar. EL problema real de todo equipo son las lecturas de datos aleatorias. Estas se producen cuando queremos abrir muchos archivos distintos en un determinado momento lo cual ocurre por ejemplo al encender el PC o acceder a cualquier aplicación.

Para un disco duro tradicional esto es un problema porque al estar formado por discos la información puede estar escrita en cualquier parte con lo que tiene que estar continuamente buscando. En parte esto se soluciona con los SSD que en este tipo de lecturas pueden ser fácilmente entre 50 y 100 veces más rápidos que un disco duro con platos.

Pero es que un disco RAM consigue acelerar este proceso entre 30 y 50 veces respecto a un SSD. Además en lectura secuencial pueden ser 20 veces más rápidos sin problemas.

En definitiva un disco RAM te puede ayudar a mejorar mucho el rendimiento de algunas aplicaciones siempre que tengas por supuesto memoria de sobra y sepas como configurarlo de manera adecuada.

Autor:

Angel Luis Sanchez Iglesias