Cómo instalar nuevas memorias o aumentar la memoria Ram de tu Macbook Pro de 15 pulgadas

Esta guía explica paso a paso como aumentar o reemplazar la memoria de tu portátil Apple Macbook Pro de 15 pulgadas

Para reemplazar o ampliar la ram del MacBook Pro:

  • Apague el MacBook Pro. Desconecte el adaptador de corriente, el cable Ethernet, los cables USB, el cable de seguridad y cualquier otro cable conectado al MacBook Pro para evitar daños en el mismo.

ADVERTENCIA:  Es posible que los componentes internos del MacBook Pro estén calientes. Si estaba utilizando el MacBook Pro, espere unos 10 minutos después de apagarlo para que los componentes internos se enfríen.

  • Dé la vuelta al MacBook Pro y quite los diez (10) tornillos que fijan la carcasa inferior del ordenador. Quite los tornillos más cortos de las esquinas que se muestran en la ilustración. Levante la carcasa y colóquela a un lado.

Macbook pro tapa inferior

Instalación de memoria adicional

El ordenador incorpora dos ranuras de memoria a las que se accede retirando la carcasa inferior. El MacBook Pro lleva como mínimo 4 gigabytes (GB) de memoria SDRAM DDR3 a 1.333 MHz o a 1600mhz. En cada ranura de memoria puede instalarse un módulo de SDRAM que cumpla las siguientes especificaciones técnicas:

Formato SO-DIMM DDR3 30 mm (1,18 pulgadas) 204 patillas

2 GB, 4 GB o 8 GB

RAM de tipo PC3-10600S DDR3 a 1.333 MHz o PC3-12800S a 1600Mhz

Puede añadir dos módulos de memoria de 4 GB, con lo que obtendría un máximo de 8 GB de memoria. Para obtener la máxima velocidad, utilice ambas ranuras e instale módulos de memoria idénticos en cada una.

Para instalar memoria en el MacBook Pro:

  • Siga los pasos 1 y 2 a partir de la página 37 para quitar la carcasa inferior.

Importante:  Al quitar la carcasa inferior quedan expuestos componentes internos sensibles que pueden verse afectados por la electricidad estática.

  • Antes de tocar la unidad del disco duro debe descargar la electricidad estática de su cuerpo tocando una superficie metálica del interior del ordenador.
  • Presione hacia fuera las palancas situadas a los lados del módulo de memoria para expulsar el módulo de la ranura de memoria.

La tarjeta de memoria se expulsará formando un ángulo. Antes de retirarla, compruebe que las muescas semicirculares sean visibles. De lo contrario, vuelva a presionar las palancas hacia fuera.

Memoria RAM DDR Macbook apple

4 Sostenga el módulo de memoria por las muescas y retírelo de la ranura.

  • Extraiga el otro módulo de memoria.

Importante:  Sostenga los módulos de memoria por los bordes y no toque los conectores dorados.

  • Inserte el nuevo módulo de memoria en la ranura:

a Alinee la muesca del borde dorado del módulo con la muesca situada en la ranura de memoria inferior. 

b Incline la tarjeta y presiónela para introducirla en la ranura.

c Utilice dos dedos y ejerza una presión firme y uniforme para introducir el módulo de memoria. Cuando la memoria se inserte correctamente, oirá un clic.

d Repita el procedimiento para instalar el otro módulo de memoria en la ranura superior. Presione el módulo para asegurarse de que queda nivelado.

Muescas

  • Para colocar en su sitio la carcasa inferior, siga las siguientes instrucciones

Vuelva a colocar la carcasa inferior. Coloque los diez tornillos que extrajo en sus orificios correspondientes y apriételos. Asegúrese de insertar los tornillos más cortos en las esquinas que se muestran en la ilustración.

Macbook pro tapa inferior

 

Cómo comprobar que el MacBook Pro reconoce la nueva memoria

Tras instalar memoria adicional en el MacBook Pro, puede comprobar si el ordenador la ha reconocido.

Para comprobar la memoria del ordenador:

1 Arranque el MacBook Pro.

  • Cuando aparezca el escritorio de Mac OS X, seleccione Apple ( ) en la barra de menús y, a continuación, seleccione “Acerca de este Mac”.

 Para obtener información detallada sobre la memoria instalada en el ordenador, abra Información del Sistema haciendo clic en “Más información” y, a continuación, haga clic en Memoria.

 En caso de que el MacBook Pro no reconozca la memoria o no arranque correctamente, compruebe que la memoria que acaba de instalar es compatible con su MacBook Pro y que la instalación se ha efectuado correctamente.

Duda eterna: ¿actualizar memoria RAM o disco SSD?

Todos lo hemos sufrido alguna vez. Te compras un equipo nuevo que va como una moto pero al final es incapaz de seguir rindiendo. Sin embargo antes de tirarlo te quieres plantear una actualización pero, ¿cuál es la más deseable?

Lo mismo se aplica al momento de la compra, ¿adquieres una máquina con mucha cantidad de memoria RAM o un buen disco duro SSD?

Ten en cuenta que todo depende de tus necesidades y de cómo este tu equipo antiguo o el que vayas a adquirir. Lo primero va en relación con para que vas a usar tu equipo lo segundo te limitara el tipo de actualizaciones que puedes hacer.

¿Qué es la RAM y para qué se utiliza?

Si el procesador es el cerebro, la memoria RAM es la pizarra donde se encuentran todos los datos con los que estás trabajando en un determinado momento. Por tanto, este dispositivo limita la capacidad del equipo para trabajar con grandes cantidades de información.

¿Qué pasa si tu RAM se queda pequeña?

Para poder trabajar con más datos, cualquier sistema operativo utiliza lo que se denomina memoria virtual.

Esta técnica lo que hace es simular que el disco duro es una extensión de la RAM.

Sin embargo tienes que tener en cuenta que el disco duro es miles de veces más lento que la memoria RAM luego en este caso al hacer uso de la memoria virtual puedes incluso llegar a notar como el equipo va dando saltos.

En definitiva, si lo tuyo es trabajar con muchos datos al mismo tiempo, por ejemplo te gusta editar fotos de mucha calidad, dedicas tu equipo al renderizado 3D o al procesado de video lo mejor es tener mucha cantidad de RAM.

¿Qué es un disco duro SSD y para qué se utiliza?

El disco duro es el almacén en el que residirán los datos cuando no existe corriente eléctrica. Un disco duro SSD está compuesto en su interior por memoria de estado sólido y no por platos como ocurre con los convencionales. Esto le permite ser más rápido, tener mayor resistencia a los golpes, consumir menos energía y ser menos ruidosos.

En realidad la verdadera ventaja de un disco duro SSD es que es capaz de trabajar con un mayor número de operaciones de entrada y salida por segundo, lo que se denomina IOPS que los convencionales. De esta forma es capaz de acelerar sobre todo la lectura de datos que se produce al arrancar el PC o las aplicaciones.

Un disco duro SSD puede ser la actualización perfecta para ese equipo que tiene ya unos años y al que quieres dar una segunda vida. En su contra esta que su precio sigue siendo aún más caro que los convencionales.

Conclusiones

Añadir más memoria RAM es siempre deseable y suele ser bastante barato. Además es algo que siempre te va a dar más prestaciones. El problema es que si el equipo tiene algo de tiempo puede ser complicado encontrar tanto la memoria RAM adecuada como espacio para añadirla.

Añadir un disco duro SSD es más dinero, sin embargo es ideal para dar una segunda vida a un equipo que pensabas que estaba para el desguace.

Autor:

Angel Luis Sanchez Iglesias