Cuidado con el iPhone 7 jet Black o Negro brillante: —> no hay garantía ante los desperfectos provocados por el uso cotidiano

Desde el momento de su lanzamiento, el iPhone 7 Jet Black, o negro brillante, ha sido el favorito de todos los compradores. Ha sido presentado como el modelo más exclusivo, consiguiendo, con eso, despertar el interés de todo el público.

Ya durante la presentación, en Twitter se pudo ver cómo la reacción de todos los espectadores era prácticamente la misma: si tenían que decantarse por un color de iPhone, iban a elegir el negro brillante. Quizás por el mero hecho de ser diferente, de no ser mate como el resto de los modelos; tal vez, simplemente por ser mucho más llamativo que el resto. Independientemente del por qué se ha hecho tan famoso, lo que si es cierto es que cuesta mucho más obtener un iPhone de esta tonalidad. Las listas de espera son prácticamente interminables, sobre todo si queremos el iPhone 7 Plus en esta tonalidad.

Pero, ¿es una buena idea comprar este iPhone? No. Y, a continuación, os explicaremos por qué.

Es importante leer la letra pequeña

Si os dirigís a la página oficial de Apple, y tratáis de comprar un iPhone 7 (ya sea Plus o el de 4’7 pulgadas) en este color, os aparecerá un aviso de la propia compañía. Pero este aviso no estará, ni mucho menos, tan a la vista como pudiéramos desear. Tendréis que desplazaros hasta el final de la página y, en el apartado de ‘Preguntas frecuentes’, lo encontraréis.

El acabado del iPhone 7 en negro brillante es el resultado de un cuidadoso proceso de anonizado y pulido en nueve pasos. Su superficie es igual de resistente que la de otros productos Apple anonizados, pero puede presentar leves microabrasiones con el uso. Si esto te preocupa, te recomendamos que elijas una de las muchas fundas disponibles para proteger tu iPhone‘.

En este pequeño aviso, lo que hace la empresa es tratar de cubrirse las espaldas frente a las posibles quejas (más que posibles) que comenzarán a presentar los usuarios cuando vean cómo sus iPhone negro brillantes se arañan con tanta facilidad. No obstante, el fallo sigue estando ahí, y sigue siendo suyo: lanzar un móvil con tan poca resistencia a las microabrasiones podría repercutir negativamente en su imagen. Habrá que ver cómo va evolucionando todo el asunto, y cómo reaccionan realmente los iPhone 7 Jet Black. Quizás, quién sabe, no acaben como el iPod metalizado, y su resistencia sea mucho mayor; tal vez Apple únicamente quería estar seguros de que, si en algún momento pasaba, los usuarios estuvieran preparados de antemano.

Escrito por: MARIBEL BAENA