Cómo aislar problemas en Mac OS X

Si sigues la rutina que te proporcionamos aquí, aprenderás a aislar un problema y averiguar su causa o, como mínimo, podrás determinar qué secuencia de eventos conduce a que se produzca el error. Esta rutina puede ayudarte a resolver el problema, a localizar otros artículos de soporte, a escribir mejores entradas en los debates de Apple o a comunicarte con los servicios de soporte técnico AppleCare.

Empieza haciéndote preguntas básicas acerca del problema que puedan ayudarte a describirlo:

¿Cuál es el problema?

Cuando respondas a esta pregunta, asegúrate de apuntar cualquier aviso o mensaje de “error” que aparezca. Asegúrate también de describir cualquier comportamiento extraño, tanto de hardware como de software, y cualquier otro detalle que parezca relevante.

Los usuarios acostumbrados a leer registros deberían revisarlos en el Perfil de sistema de Apple para obtener información relevante. Si no tienes experiencia en la lectura de registros, lo mejor es ignorarlos a menos que se te pida que busques un mensaje específico.

¿Cuándo se produce?

  • Si eres capaz de identificar una secuencia de eventos que acaba desencadenando el problema, asegúrate de documentarla.
  • Si el problema parece producirse cada cierto tiempo, apunta los momentos en los que sucede. ¿Ocurre solo a ciertas horas (por ejemplo, todos los días a las 9 de la mañana) o de forma periódica (por ejemplo, cada 47 minutos)?
  • Si el problema se produce con una frecuencia tan irregular que no eres capaz de describirla, las siguientes sugerencias te ayudarán a solucionar el problema con el tiempo, realizando ciertos cambios y comprobando si el problema desaparece.
  • Si el problema tiene lugar al arrancar justo después de instalar software de terceros, consulta qué opciones tienes.
  • También puedes solucionar otros problemas que se produzcan durante el arranque.

Si estas sugerencias no resuelven tu problema, ponte en contacto con AppleCare o solicita asistencia en el Proveedor de servicios autorizado Apple más cercano.

¿Cuándo comenzó el problema?

Fíjate en cualquier cambio reciente que hayas realizado en el ordenador o en el software, ya que podrían influir en tu problema. ¿Se ha instalado nuevo hardware o software?

Comprueba la documentación

Cuando ya seas capaz de describir el problema, accede a las fuentes de documentación conocidas y busca en ellas palabras clave que hayas identificado.

Si la incidencia tiene que ver con una aplicación, comprueba cualquier archivo “Léame” (“Readme”) que pudiera venir con ella. Estos archivos pueden describir problemas conocidos.

Si el problema lo provoca una aplicación de terceros, visita el sitio web del fabricante o del distribuidor para obtener más información.

¿Están el firmware y software actualizados?

Como regla general, asegúrate de utilizar siempre las versiones más recientes del software, tanto de Apple como de otras compañías, para disponer de una mejor compatibilidad. Comprueba también que el firmware de tu ordenador está actualizado.

¿Se trata de un problema de software o de hardware?

Presta atención a indicios clave.

  • Si el problema parece centrarse en una aplicación o característica concreta de Mac OS X, trata de solucionar el problema de software antes de examinar el hardware.
  • Si el problema se produce al iniciar el ordenador (a menos que el ordenador ni siquiera arranque), trata de solucionar el problema de software antes de examinar el hardware.
  • Para otros problemas, o si la resolución de problemas de software no soluciona nada, utiliza el resto del documento.

Usa la Utilidad de discos para buscar problemas relacionados con el disco o con permisos.

Estas incidencias pueden contribuir a otros síntomas, pero suelen ser fáciles de resolver.

¿Puedes determinar si el problema lo provoca un dispositivo de hardware determinado?

En ocasiones, un problema con un dispositivo de hardware puede parecer un problema de software, pero las técnicas de resolución de problemas de software no lo eliminan. Descarta el hardware como causa (o identifica el problema como de software):

  1. Desconecta los dispositivos externos. Si el ordenador es un iBook o un PowerBook, desconecta todos los dispositivos externos. Si se trata de un iMac, desconecta todos los dispositivos salvo el teclado y el ratón de Apple. En el caso de los Power Mac, desconecta todos los dispositivos externos salvo un monitor (que debe estar conectado a uno de los puertos originales integrados en el ordenador) y el teclado y el ratón de Apple originales. Si esto resuelve el problema, vuelve a conectar los dispositivos uno a uno (apaga el ordenador primero, si el dispositivo lo requiere) para aislar más el problema.
  2. Inserta el CD del Apple Hardware Test que venía con tu ordenador (si incluía uno). Utiliza la prueba ampliada. Si se encuentra algún problema, dirígete al paso 3, o bien ponte en contacto con AppleCare o con el Proveedor de servicios autorizado Apple más cercano para solicitar un diagnóstico y una reparación, si fuera necesario.
  3. Apaga el ordenador y extrae cualquier actualización de memoria, disco duro adicional y actualización interna de hardware de otro tipo de otros fabricantes. Si no te sientes cómodo haciéndolo, en un Proveedor de servicios autorizado Apple te podrán ayudar. Es posible que se te cobre una tarifa de reparación si el problema no está relacionado con el hardware de Apple. Otra opción sería saltarte este paso e ir directamente a “Volver a instalar Mac OS X”, más abajo.
    • Si el problema está resuelto, vuelve a añadir los dispositivos uno a uno. Cuando vuelva a producirse el problema, extrae el último dispositivo que hayas añadido. Si el problema vuelve a desaparecer, has identificado su causa. Si el dispositivo venía con algún software, prueba a borrarlo e instalarlo de nuevo. También podrías ponerte en contacto con el vendedor o con el fabricante del dispositivo para obtener consejos más específicos sobre la resolución de problemas.
    • Puedes probar a ver si los dispositivos funcionan en todos los puertos disponibles a los que puedan conectarse. Si un dispositivo USB funciona en el puerto USB 1 pero no en el puerto USB 2, prueba a conectar otros dispositivos al puerto 2. Es posible que los puertos de tu ordenador no funcionen correctamente.

Volver a instalar Mac OS X

Si el problema persiste, volver a instalar Mac OS X debería solucionarlo.

  • En Mac OS X v10.6, simplemente reinstala Mac OS X v10.6 desde el disco de instalación.
  • En Mac OS X v10.2, 10.3, 10.4 o 10.5, realiza una instalación mediante Archivar e instalar.Consejo: No podrás acceder a tu antiguo sistema tras una instalación con Archivar e instalar, pero puedes seleccionar la opción “Conservar los ajustes de usuarios y de la red” para almacenar tus aplicaciones y ajustes originales, junto con los documentos y cuentas de usuarios.
  • En Mac OS X v10.1.5 o anteriores, es necesario borrar el volumen de Mac OS X para volver a instalarlo. Esto se describe en el siguiente párrafo.

Si el problema persiste, haz una copia de seguridad de los datos necesarios, arranca el ordenador desde un CD de instalación o restauración de Mac OS X, borra el volumen Mac OS X, vuelve a instalar Mac OS X y restaura cualquier software de Apple adicional.

Vuelve a instalar el software adicional, un programa cada vez, y reinicia el ordenador después de cada instalación. Para conseguir los mejores resultados, utiliza el ordenador durante varias horas tras cada instalación para averiguar si un programa en concreto contribuía al problema. Si lo instalas todo de nuevo a la vez sin fijarte en cuándo vuelve a producirse el problema, puede que tengas que repetir todo este proceso.

Advertencia: Si eliges borrar e instalar, se eliminará completamente el contenido del volumen seleccionado antes de instalar Mac OS X. Asegúrate de realizar una copia de seguridad de tus archivos antes de continuar.

Cómo solucionar problemas que impiden el uso de mi portátil Macbook Pro

Si tiene un problema con el ordenador o el software, tener copias de seguridad actualizadas de Time Machine asegura que los datos no se pierdan. Si realiza copias de seguridad regulares de Time Machine, podrá restaurar su software y todos sus datos al estado exacto del momento en que se realizó la copia de seguridad. Incluso los problemas graves son mucho menos preocupantes cuando salvaguarda su información con Time Machine.

Una pizca de prevención

Si tiene un problema con el ordenador o el software, tener copias de seguridad actualizadas de Time Machine asegura que los datos no se pierdan. Si realiza copias de seguridad regulares de Time Machine, podrá restaurar su software y todos sus datos al estado exacto del momento en que se realizó la copia de seguridad. Incluso los problemas graves son mucho menos preocupantes cuando salvaguarda su información con Time Machine.

Problemas que impiden el uso del MacBook Pro

Si el MacBook Pro no responde o el puntero no se mueve

Es posible que en alguna ocasión una aplicación se quede bloqueada. El sistema Mac OS X le permite salir de una aplicación que no responde sin necesidad de reiniciar el iMac.

Para forzar la salida de una aplicación:

  • Pulse Comando (x) + Opción + Esc o seleccione Apple ( ) > “Forzar salida” en la barra de menús. Aparecerá el cuadro de diálogo “Forzar salida de las aplicaciones” con dicha aplicación seleccionada.
  • Haga clic en “Forzar salida”.

La aplicación se cerrará y las demás aplicaciones permanecerán abiertas.  Si es necesario, también puede reiniciar el Finder desde este cuadro de diálogo. A continuación, reinicie el ordenador para asegurarse de que el problema está totalmente solucionado.

Si el problema ocurre con frecuencia, elija Ayuda > “Centro de ayuda” en la barra de menús de la parte superior de la pantalla. Para obtener información sobre qué hacer cuando el ordenador se bloquea o no responde, busque la palabra “bloquear”. 

Si este problema solo se produce al utilizar un determinado programa, póngase en contacto con el fabricante del mismo para saber si es compatible con el ordenador.

Si está seguro de que la aplicación es compatible, es posible que deba reinstalar el software de sistema del ordenador.

Si el MacBook Pro se bloquea durante el arranque o si aparece un signo de interrogación intermitente, o bien si la pantalla está apagada y el indicador de reposo emite una luz fija (y el ordenador no está en reposo):

Normalmente, este signo de interrogación intermitente significa que el ordenador no encuentra el software de sistema en el disco duro o en otro disco conectado al ordenador.

Espere durante unos segundos. Si el ordenador no arranca, apáguelo manteniendo pulsado el botón de arranque durante unos 8 o 10 segundos. Desconecte todos los periféricos externos e intente reiniciarlo pulsando el botón de arranque con la tecla Opción pulsada. Una vez que haya arrancado, haga clic en el icono del disco duro y, a continuación, en la flecha derecha. A continuación, abra Preferencias del Sistema y haga clic en Discos de Arranque. Seleccione una carpeta Sistema local de Mac OS X.

Si el problema se produce con frecuencia, es posible que deba reinstalar el software de sistema del ordenador. Consulte “Reparar, restaurar o reinstalar el software Mac OS X” en la página 54.

Si el MacBook Pro no se enciende o no arranca

Pruebe con las siguientes sugerencias para poder encender el ordenador:

Compruebe que el adaptador de corriente está conectado al ordenador y a una toma de corriente. Utilice únicamente el adaptador de corriente MagSafe de 85 W que se incluye con el MacBook Pro. Si el adaptador de corriente deja de cargar la batería y no se enciende el indicador luminoso del conector MagSafe al conectar el cable de alimentación, desenchufe el cable de alimentación de la toma de corriente y vuelva a enchufarlo, o bien pruebe a conectarlo a otra toma de corriente.

Compruebe si la batería debe recargarse. Pulse el pequeño botón situado en el lado izquierdo del ordenador. Verá de uno a ocho indicadores luminosos que muestran el nivel de carga. Si sólo hay un indicador encendido, conecte el adaptador de corriente para cargar la batería. Obtenga más información sobre los indicadores luminosos de la batería.

Si el problema persiste, cierre todos los documentos abiertos y salga de todas las aplicaciones. Devuelva el ordenador al estado de fábrica (pero conservando sus archivos) pulsando la tecla Mayúsculas izquierda, la tecla Opción izquierda (alt), la tecla Control izquierda y el botón de arranque de forma simultánea durante cinco segundos hasta que se reinicie el ordenador.

Si recientemente ha instalado memoria adicional, asegúrese de que se ha instalado correctamente y de que es compatible con el ordenador. Compruebe si el ordenador arranca tras extraer la memoria instalada y reinstalar la antigua

Pulse el botón de arranque e inmediatamente después mantenga pulsadas las teclas Comando (x), Opción, P y R simultáneamente hasta que oiga el sonido de arranque por segunda vez para reinicializar la RAM de parámetros (PRAM).

Si sigue sin poder arrancar el MacBook Pro, consulte “Más información, servicio y soporte” en la página 65 para obtener información acerca de cómo ponerse en contacto con Apple para obtener asistencia técnica.

Si la pantalla se pone en negro o el MacBook Pro se bloquea

Pruebe a reiniciar el MacBook Pro.

  • Desenchufe todos los dispositivos conectados al MacBook Pro, salvo el adaptador de corriente.
  • Pulse el botón de arranque para reiniciar el sistema.
  • Deje que la batería se cargue por lo menos hasta el 10% antes de conectar ningún dispositivo externo y de retomar su trabajo.

Para ver cuánto se ha cargado la batería, haga clic en el icono de estado de la batería () en la barra de menús o compruebe los indicadores luminosos situados en el lateral izquierdo del MacBook Pro.

La pantalla también puede oscurecerse si ha configurado ciertas opciones de ahorro de energía para la batería.

Si pulsa el botón de la batería, todos los indicadores luminosos parpadean deprisa cinco veces

La batería debe sustituirse. Póngase en contacto con un establecimiento minorista Apple o con un proveedor de servicios Apple autorizado.

Si pulsa el botón de la batería y los indicadores luminosos de la batería parpadean cinco veces de izquierda a derecha y después de derecha a izquierda

El ordenador no ha reconocido la batería. Póngase en contacto con un establecimiento minorista Apple o con un proveedor de servicios Apple autorizado.

Si no consigue expulsar un disco:

Salga de cualquier aplicación que pueda estar utilizando el disco y vuelva a intentarlo. Si el disco sigue en la unidad, reinicie el ordenador e inmediatamente después mantenga pulsado el trackpad.

¿Tienes problemas con tu cargador para Mac? Solución de problemas con los adaptadores MagSafe

Aprende a solucionar uno o más de los siguientes síntomas relacionados con los cargadores MagSafe:

El cargador de corriente magsafe no carga el ordenador.
El LED del conector del cargador no se enciende cuando se enchufa al ordenador.
El cargador solo carga el ordenador de forma intermitente.
El aislamiento blanco del cargador se separa del extremo magnético del conector MagSafe.
El conector MagSafe del cargador o del ordenador tiene restos de suciedad.
Ves una chispa.
El conector MagSafe del cargador o del ordenador tiene un problema físico con una patilla.

Aprende a solucionar uno o más de los siguientes síntomas relacionados con los cargadores MagSafe:

  • El cargador de corriente magsafe no carga el ordenador.
  • El LED del conector del cargador no se enciende cuando se enchufa al ordenador.
  • El cargador solo carga el ordenador de forma intermitente.
  • El aislamiento blanco del cargador se separa del extremo magnético del conector MagSafe.
  • El conector MagSafe del cargador o del ordenador tiene restos de suciedad.
  • Ves una chispa.
  • El conector MagSafe del cargador o del ordenador tiene un problema físico con una patilla.

Disponemos de cargadores de corriente con diferentes conectores. Identifica tu cargador a partir de los ejemplos siguientes antes de continuar con la solución de problemas.

Notas:

  • Si recibes un cargador MagSafe de repuesto con un conector MagSafe de estilo “L” y tenías anteriormente un conector MagSafe de estilo “T” blanco, el cargador de estilo “L” es totalmente compatible con tu ordenador Apple.
  • Un cargador MagSafe 2 no es compatible con ordenadores Apple que tengan un conector que normalmente use adaptadores MagSafe estilo “T” y “L”.
  • Puedes convertir un cargador MagSafe estilo “T” o “L” para usarlo con un ordenador equipado con MagSafe 2 usando el adaptador MagSafe a MagSafe 2.
  • El conector MagSafe y el puerto MagSafe de tu portátil Mac contienen un imán que quizás pueda borrar los datos de una tarjeta de crédito o de otros dispositivos magnéticos. Para conservar y proteger tus datos, mantén los soportes magnéticos alejados del extremo del cargador MagSafe y del puerto MagSafe.

 

Solución de problemas

Sigue estos pasos para identificar la causa del problema y encontrar las soluciones disponibles para tu caso.

Si ves una chispa

A veces, cuando enchufas el cargador de corriente a la pared, puedes ver una chispa. Esto no es raro, y puede ocurrir al enchufar cualquier aparato eléctrico a una toma de corriente operativa. Si la chispa se produce en otro lugar que no sean las patillas del enchufe, si observas que el cargador está dañado o descolorido, o si las chispas te inquietan por algún otro motivo, ponte en contacto con AleluÁ.

Solución de problemas con el cargador de corriente


    1. Comprueba que la toma de corriente funciona.

Asegúrate de que la toma de corriente que estás usando funciona correctamente. Enchufa un aparato que te conste que funciona bien, como una lámpara, un televisor o un reloj, y confirma que se enciende correctamente.

    1. Asegúrate de que utilizas un cargador de la potencia adecuada con tu ordenador portátil.

Selecciona el cargador magsafe adecuado para tu ordenador portátil Apple. Puedes utilizar un cargador de corriente de mayor potencia, pero no uno de menor potencia, ya que podrías tener problemas con el funcionamiento del ordenador.

    1. Identifica posibles problemas de ruido en la línea.

Desenchufa el cargador de corriente de la toma de pared, espera 60 segundos y vuelve a enchufarlo.

  • Si el cargador funciona tras esa pausa de 60 segundos, lo más probable es que tengas problemas de ruido en la línea de la toma de corriente. Deberías restablecer el cargador periódicamente repitiendo esa pausa. Este problema se produce cuando la función de protección contra sobrecarga del cargador de CA detecta ruido de tierra, lo que hace que apague el cargador.
  • Algunas posibles fuentes de ruido de línea son las luces con balasto, los frigoríficos o los minifrigoríficos que usen el mismo circuito eléctrico que el ordenador. Podrías evitar esto enchufando el cargador de corriente a un sistema de alimentación ininterrumpida (SAI) o a un circuito distinto.
  • A menos que el cargador siga funcionando mal en una toma de corriente que te conste que funciona bien, no será necesario que lo reemplaces.

 

    1. Asegúrate de que utilizas el cargador en una zona bien ventilada.

El cargador de corriente puede calentarse mucho durante su uso normal porque el calor que se genera durante el funcionamiento irradia desde la carcasa del cargador. Conecta siempre el cargador de corriente directamente a una toma de corriente o colócalo en el suelo en un lugar bien ventilado. Si utilizas tu cargador MagSafe en una zona mal ventilada, como sobre un sofá, alfombras gruesas, en la cama o sobre una almohada, o si lo cubres con una manta u otro tipo de aislante, el cargador podría apagarse para evitar posibles daños. Aún en este estado, el cargador puede seguir bastante caliente y conviene dejarlo enfriar antes de manejarlo.

    1. Comprueba si hay algún problema con el enchufe de CA (también llamado “cabeza de pato”) o con el cable de CA de dos o tres patillas.

Si estás usando el enchufe de CA (también llamado “cabeza de pato”) con el cargador de corriente, reemplázalo por el cable de CA de dos o tres patillas que se incluye, o viceversa. Ambos tipos de conector pueden enchufarse fácilmente al cargador, como se muestra a continuación.

Captura de pantalla 2016-04-19 a las 21.53.10

 

  • Si el cargador carga ahora el ordenador y los LED del conector MagSafe están encendidos, el enchufe de CA “cabeza de pato” o el cable CA que estabas utilizando antes ya no funciona, por lo que deberías dejar de usar ese conector y obtener uno de repuesto. Consulta la sección de información adicional de este artículo para obtener más ayuda.
  • Si los LED no funcionan, o bien el cargador de corriente no carga el ordenador, sigue intentando solucionar el problema recurriendo a los demás pasos descritos en este artículo. Busca problemas relacionados con la rotura por tensión o patillas torcidas y conectores sucios.

Sigue estos consejos para obtener el mejor rendimiento de tu enchufe de CA o cable de tres patillas:

  • Antes de utilizar el cargador de corriente con el enchufe de CA o el cable de tres patillas, comprueba que el enchufe no tenga objetos extraños ni residuos que se hayan podido acumular desde la última vez que se utilizó.
  • Comprueba el enchufe de CA o el cable de tres patillas de forma periódica para asegurarte de que está en buen estado de funcionamiento, tal y como se describe en este artículo.
  • Cuando vayas a guardar el cargador de corriente, asegúrate de que las patillas eléctricas (contactos de “cuchilla” de CA) están debidamente plegadas.
  • A la hora de utilizar el enchufe de CA, asienta firmemente el enchufe con los contactos de cuchilla plegados en el cargador de corriente; a continuación, coloca los contactos de cuchilla de CA en su posición completamente extendida antes de enchufar el cargador a una toma de corriente.

Si se da cualquiera de las siguientes circunstancias, no utilices el enchufe de CA o el cable de tres patillas:

  • Los contactos de cuchilla de CA están doblados (no endereces un contacto de cuchilla doblado).
  • Los contactos de cuchilla de CA no se quedan fijos en su posición (solo enchufe de CA).
  • Los contactos de cuchilla se mueven (de un lado a otro) cuando están bloqueados en la posición abierta en el enchufe de CA o parece que están flojos en el cable de tres patillas.
  • Los contactos de cuchilla de CA presentan marcas oscuras o cualquier otro daño visible.
  • El cargador no transmite corriente o lo hace de forma intermitente cuando está enchufado adecuadamente a una toma de pared que funciona.
  • El cable de tres patillas está visiblemente desgastado o el aislamiento está roto.
  • Se escuchan chasquidos provenientes del enchufe de CA o de cualquier parte del cable de tres patillas.

 

    1. Busca problemas de rotura por tensión.

La rotura por tensión se define como una incidencia en la que el cable de CC (el cable delgado que conecta el enchufe MagSafe al cargador de corriente) se separa del extremo del conector MagSafe o del otro extremo del cable delgado, en la zona de contacto con el cargador de corriente. Con el uso continuado, el cable puede decolorarse, y la funda de goma puede deformarse.  Otro síntoma de un posible problema de rotura por tensión que no siempre se ve a simple vista es la carga intermitente o un comportamiento extraño del LED. A menudo esto puede verificarse moviendo adelante y atrás la parte del cable más próxima al conector MagSafe y comprobando si el indicador LED (que se encenderá de color ámbar o verde) parpadea según la posición del cable.

Strain_relief_cable

 

Ejemplo de rotura por tensión en un cargador MagSafe de estilo “T”.

Para obtener más información sobre cómo reducir los problemas de rotura por tensión, consulta estos artículos:

No uses cargadores de corriente que exhiban roturas por tensión, o que no tengan aislamiento o funda de goma. No intentes reparar el cable de un cargador que se encuentre en este estado.

Nota: Este programa cubre la rotura por tensión durante un periodo de tres años a contar desde la compra de un cargador con el ordenador o por separado, o hasta el 21 de mayo de 2012, la fecha que sea posterior. Los cargadores fuera de este periodo se deben evaluar según los pasos de la sección Información adicional de este artículo.

    1. Comprueba si hay alguna patilla doblada en los conectores MagSafe.

En ocasiones te puedes encontrar con que el cargador MagSafe del ordenador no funciona correctamente porque las patillas del interior del conector MagSafe están torcidas.

Por ejemplo, las patillas del conector del cargador MagSafe que se muestra a continuación están dobladas hacia abajo.

Stuck pins 1

 

Ejemplo de patillas de tierra dobladas en el cargador. En este caso, el cargador sería detectado pero no cargaría.

Dirty pins 1

 

Ejemplo de patilla de detección doblada en un cargador. En este caso, el cargador cargaría pero no sería detectado y el LED del cargador no se encendería.

Si crees que una patilla está doblada, intenta desenchufar y volver a enchufar el cargador MagSafe en el puerto de alimentación. Las patillas deberían moverse y volver por sí solas a una posición neutral. Si observas que una patilla no vuelve a la posición correcta por sí sola, presiónala suavemente y de forma lateral con la yema del dedo u otra superficie suave (que no raye); eso puede ayudarla a volver a la posición correcta. Si la patilla no regresa a su posición correcta, consulta la sección Información adicional de este artículo.

    1. Comprobación y limpieza de restos de suciedad en los conectores MagSafe

Asegúrate de inspeccionar y limpiar con regularidad tanto el conector del cargador MagSafe como el puerto de alimentación del ordenador portátil Apple para detectar desperfectos o suciedad.

TS1713- dirty - 2

 

Ejemplo de conector MagSafe en un ordenador Apple que requiere limpieza para retirar restos de suciedad.

Para limpiar el puerto MagSafe de tu portátil Mac, desconecta el cargador de la toma de corriente. Elimina la suciedad con cuidado utilizando un bastoncillo de algodón o un cepillo de dientes con cerdas suaves. Procura que no se quede pegada ninguna fibra de algodón en el puerto MagSafe. Nota: Retira la batería del ordenador si estás usando un portátil Mac con batería extraíble.

Para limpiar el conector MagSafe y la zona de las patillas, desconecta el cargador de la toma de corriente y del ordenador. Elimina la suciedad con cuidado utilizando un bastoncillo de algodón o un cepillo de dientes con cerdas suaves. Procura que no se quede pegada ninguna fibra de algodón en el receptáculo de las patillas y que no se doble ni se dañe ninguna.

    1. Comprueba si hay actualizaciones de software.

Es posible que haya disponibles actualizaciones del sistema operativo o del firmware para tu ordenador que mejoren la comunicación con el cargador de corriente. Para comprobar si hay actualizaciones de software, ve al menú Apple () y selecciona la opción Actualización de Software. Se comprobará si hay actualizaciones que tengas que revisar e instalar en tu ordenador.

    1. Observa si el ordenador comienza a cargarse y si se enciende el LED.

Después de seguir los pasos anteriores, comprueba si el ordenador se carga y si el LED se enciende. Si no es así, consulta la sección Información adicional de este artículo.
Tanto si tu producto está en garantía como si no, puedes llevar tu cargador a un Proveedor de servicios autorizado Apple o a una tienda Apple Store para que lo examinen y, si fuera necesario, lo sustituyan. En función del resultado del examen, puede que tengas o no derecho a la sustitución de tu cargador de forma gratuita. Los signos de daño accidental están fuera de cualquier cobertura. Asegúrate de llevar el ordenador que se utiliza con el cargador. Es necesario para realizar cualquier posible sustitución del cargador.